El acto tuvo lugar en el Instituto de Historia y Cultura Militar

           

PRESENTACION LIBROS SAHARA

 

Introducción

Verdaderamente la afición por escribir me vino mas bien tarde, pues no se puede decir que iniciarse en la escritura con mas de setenta años sea propio de un niño prodigio.

Mi cargo en la Hermandad de Veteranos de Tropas Nómadas era la vocalía de Fototeca, Biblioteca y Museo, de la cual, cuando me hice cargo de ella en el año 2003, no existía prácticamente nada en la Hermandad. Como necesitaba tener cosas en mis dominios  aprovechaba cualquier comunicación con los nómadas para pedirles que mandaran objetos para el Museo, libros para la Biblioteca (regalados o para fotocopiarlos) y fotografías, asegurándoles que éstas se las devolvería por correo certificado.

No tardó mucho tiempo en empezar a llegar fotografías, libros y objetos que fueron llenando nuestro pequeño Museo, las estanterías de la Biblioteca y los álbumes de la Fototeca.

Como es lógico, en cada Yemaa nuestra yo presumía de los logros alcanzados:

  • Dando relación de los objetos para el Museo
  • Libros recibidos
  • Fotografías fotocopiadas

Cuando estos conceptos alcanzaron una dimensión  importante, algunos nómadas se quejaban de esta forma:

-Tejero, todo esto que cuentas está muy bien, pero nosotros en provincia no tenemos la posibilidad de aprovecharnos de ello.

Esto me afectó bastante, pues veía que tenían razón, pero no era fácil poner a su disposición estos medios.

Cuando teníamos unas 7.000 fotografías y unos 300 libros (la mayoría del Sahara), le propuse a Presidente de la Hermandad que ya estábamos en condiciones de hacer algo con las fotografías, como una Exposición. La idea fue muy bien acogida y se organizó en el Casino Militar de Madrid la Exposición titulada “El Sahara y sus Tropas Nómadas”. Posteriormente, llevamos la Exposición a Valencia, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Zaragoza, Burgos y Valladolid. Hace unos días hemos clausurado la exposición en Cartagena.

Las fotografías ya se habían puesto en marcha, ahora había que seguir avanzando. Charlando un día con mi hijo sobre estos temas y las dificultades para acercar los libros a los nómadas, me dijo taxativamente:

-Padre, tienes que escribir un libro con todos los datos que tienes sobre el Sahara,

Yo protesté, como era lógico; como me iba a meter en esa aventura, pero él fue desmontando todos mis prejuicios y me ofreció su ayuda como escritor y editor.

No tenía escapatoria. Aunque me preocupaba no estar a la altura exigible, la idea me encantaba y así, de esa forma tan poco ortodoxa, me lancé a la aventura de escribir.

No tuve que empezar de cero, ya se disponía de muchas ayudas antes de iniciar cualquier proyecto sobre el Sahara:

  • Un par de años antes habíamos publicado una “Cronología del Sahara Español”, donde figuraban, por orden cronológico,  todos los acontecimientos ocurridos en el Sahara.
  • Disponíamos de muchas Hojas de Servicio de los personajes mas representativos del Territorio.
  • Yo había confeccionado unas 5.000 fichas, con datos obtenidos de libros, artículos y revistas.
  • Contábamos con libros, revistas, multitud de artículos y compañeros que habían pertenecido a las Fuerzas de Policía del Sahara o a la Agrupación de Tropas Nómadas, y cuyos testimonios eran muy estimables.

Mi idea era empezar con una especie de Enciclopedia donde, por orden alfabético, fueran apareciendo todos los conocimientos del antiguo Sahara Español. Esta idea tenía una gran dificultad: una Enciclopedia exigía tratar exhaustivamente todo el saber y los acontecimientos acaecidos en el Sahara y, teníamos la seguridad que, de algunos de ellos, no contábamos con la documentación deseable. MI hijo me aconsejó una solución de moda en aquellas fechas: cualquier tema a tratar de la A a la Z, que consistía en acometer aquellos temas de los que disponíamos de documentación y soslayar aquellos otros que exigiría investigar en diferentes departamentos o buscar actores todavía vivos.

La solución parecía perfecta. El Sahara Español de la A a la Z se ponía en marcha.

Mi primer escollo fue la geografía del Territorio, tratada en algunos libros pero muy a la ligera. El libro Estudio General del Sahara de Eduardo Munilla Gómez me sirvió de guía pero, no me cabía ninguna duda, de que era preciso ampliar. Al no encontrar nada que me sirviera tomé una decisión que al punto estuvo de acabar con mis menguadas fuerzas: de la hojas del plano del Sahara 1/500.000 fui sacando, cuadrícula a cuadrícula, toda la toponimia allí reflejada, seguidamente definí cada uno de las accidentes geográficos así obtenidos y, por orden alfabético los fui colocando en el esbozo de libro que iba tomando forma. Esto supuso casi 6 meses de trabajo intensivo y agotador

Aunque ni mucho menos me considero un investigador, no cabe duda que conseguimos adquirir datos que no figuraban en ninguno de los libros disponibles:

  • En los libros consultados, Bonelli aparece como teniente, capitán y, a veces, comandante. Consultada su Hoja de Servicios puede verse que ascendió a teniente en marzo de 1885, luego el 4 de noviembre de 1884, fecha de su llegada al Sahara, era alférez de Infantería, pero tenía concedido ya los grados de teniente y capitán (el grado era similar a la Aptitud para el Ascenso de nuestros tiempos), lo que pudo ser motivo de los errores cometidos.
  • Bonelli llegó al Sahara como representante de la Sociedad Española de Africanistas y Colonistas  y con cierto apoyo por parte del Ejército.  Cuando desembarcó en la península de Río de Oro, se encontró allí con Eusebio Pontón, jefe de la factoría de la Compañía Mercantil Hispano Africana que había comprado dicha península a los saharauis. Pronto debió surgir diferencias entre ambos jefes, pues a los pocos días del desembarco, retira las guarniciones de Cabo Blanco y Bahía de Cintra y se marcha del Sahara. Volvió en agosto de 1885, ya investido con la categoría de   y Pontón fue destinado a otro lugar. Se acabaron estos problemas, pero aparecieron otros; el Capitán General e Canarias no podía soportar que en un territorio bajo su mando hubiera ¡Un teniente! Con mas autoridad que él, pues un Comisario Regio es la máxima autoridad en el territorio donde ejerce sus funciones. En 1886, Bonelli renunció a este distinción y se aplacaron los ánimos.
  • Alguien me informó que el profesor Barreda había realizado una expedición biológica al Sahara y editado un libro. Me personé en la Facultad de Biología de la Complutense y conocí al citado profesor, que me atendió muy amablemente y me regaló 4 ejemplares de su libro Sahara Occidental. Plantas y Usos, escrito en colaboración con otros tres profesores de la cita Universidad. Allí tenía todas las plantas del Sahara, con magníficas fotografías, descripción de cada una de ellas y sus aplicaciones alimenticias, como madera o medicinales.
  • El coronel de Infantería de Marina, Bufrao, nómada y vecino mío, me enseñó un día una fotocopia de una página de una escalilla de Marina donde aparecía el teniente Villalobos como destinado como Subgobernador en el Gobierno político-militar de Río de Oro. Junto con él nos acercamos a la biblioteca del Cuartel General de la Armada, y en los Anuario Generales de la Marina conseguimos los nombres de los oficiales de Infantería de Marina, Subgobernadores político-militar de Río de Oro, desde 1893 a 1904, en que llegó Bens.
  • En 1934, la República en una reorganización de las colonias del África Occidental, instituyó como Gobernador de los Territorios de Ifni y Sahara, al Alto Comisario de España en Marruecos, quedando el Sahara como una Delegación Gubernativa. Así fueron Gobernadores Rico Abello, Molés Ormella, Álvarez-Buylla, Sáenz de Buruaga, Orgaz Yoldi (2 ocasiones), Beigbeder, Asensio Cabanillas y Varela, circunstancia no contemplada en los libros que disponíamos.
  • Otra laguna que tenía era el mando de Territorio a partir del 18 de julio de 1936, hasta la llegada del teniente coronel de Oro, en marzo de 1937. En realidad fue una desbandada y hubo que obligar a algunos, que ya tenían el valor acreditado, el permanecer en el Territorio. Cotejando las Hojas de Servicio del comandante Fernández-Aceytuno y la del capitán Galo Bullón vemos que el primero de ellos estuvo de Mando Interino del Sahara hasta que lo enviaron a Ifni como Delegado Gubernativo y para formar batallones de Tiradores para combatir en la Guerra Civil, Entregó la citada Delegación al Galo Bullón el día 6 de noviembre de 1936 y éste ostentó dicho mando hasta su entrega a  un comandante en marzo de 1937.
  • De Oro iba a ostentar la máxima autoridad en los territorios de Ifni y Sahara, donde ya había un Gobernador (Alto Comisario) y Delegados Gubernativos en ambos territorios. No hubo mas remedio que inventarse un mando intermedio: Inspector de los Territorios de la Costa Atlántica, que le situaba por encima de los Delegado y bajo la Autoridad del Alto Comisario.
  • La Gramática de hassanía me dio muchos dolores de cabeza, hasta que, en un viaje a Málaga, pude adquirir el libro titulado Diccionario español-árabe hasanía que, ademas de una Breve Gramática de hassanía, aporta un diccionario de mas de 4.000 vocablos que  me resolvió todos los problemas.
  • La numeración también trajo dificultades, pues en todas partes encontraba los números del 0 al 100 o poco mas. Tras mucho trabajo pude explicar claramente como se formaban la numeración desde 0 hasta el infinito.
  • Las tribus del Sahara con sus correspondientes fracciones también fue tediosa, pues había muchas diferencias entre unos autores y otros.

Con estos datos y otros muchos mas obtenidos, como ya se ha dicho, de libros y otras publicaciones, completé unas 900 páginas. Cuando lo vio mi hijo dijo que saldría un libro demasiado grueso, mucho peso y que se podría desencuadernar con facilidad. Había que editarlo en dos tomos.

Se decidió pasar al II Tomo todos los vocablos de hassanía, dejando el resto en el I Tomo. Esto que parece tan fácil, supuso un trabajo de varios meses pero, al final, se consiguió.

El Sahara Español de la A a la Z. Tomo I, se editó y se repartió a los nómadas en las Navidades de 2013.

El Sahara Español de la A a la Z. Tomo II

El II Tomo del Sahara Español de la A a la Z, puede parecer que no tenía trabajo, pues casi todos los vocablos se obtuvieron del Tomo I; en parte esto es cierto, pero también surgieron dificultades, pues todo lo referente al Sahara estaba muy poco tratado en publicaciones españolas, algo mas había en francés pero no estaba disponible.

El idioma hassanía es muy corto en vocablos, pues la vida del nómada era muy sencilla y el entorno en donde se desarrollaba su vida carecía de casi todos los referentes clásicos de un país occidental. No obstante, las cosas que él conocía, las desmenuzaba con cierta abundancia. Así ocurre con la mayoría de los accidentes geográficos. Una corriente de agua (mas bien de arena), puede recibir los siguientes título: uad, udei, udeiat, udian, uein; una elevación: gleib, gleibat, galb, gara, gart, gor, y así podíamos presentar otros muchos ejemplos.

Especial atención merecen los pozos, la vida del saharaui dependía de ellos, todos están bien identificado y consta, en la mayoría de ellos, el tipo de agua que contiene: dulce, salobre o salada; la primera útil para el consumo, la segunda útil para los animales y regadío, la tercera para limpieza, piscinas, y algunas otras aplicaciones.

Este libro se editó en las Navidades de 2014.

 

Quien es quien en el Sahara Español

Lo mas importante de un país son las personas que lo habitan, y a esas personas va dedicado este libro.

Era necesario establecer inicialmente unas premisas para no perderse entre tantos personajes que podrían caber en esta obra.

Hasta 1956 que llegó al Sahara la XIII Bandera de La Legión, en el Territorio había “cuatro gatos”, por tanto  se estimaba que todos aquellos que estuvieron en el Sahara desde su ocupación hasta el año anteriormente citado, sin tener en cuenta sus circunstancias personales, merecian estar en este libro; a partir de dicha fecha seria necesario reunir ciertas cualidades relevantes para aparecer en estas páginas.

¿Quienes iban a figurar en este libro?. Todos aquellos que, cumplidas las anteriores premisas, hubieran tenido:

  • Un cargo oficial de gran categoría: Gobernadores, Secretarios Generales, etc.
  • Una actuación significativa en el Territorio: científicos, militares con mas de 10 años en el territorio, etc.
  • Navegantes y exploradores.
  • Los que dieron su vida en la defensa del Territorio.
  • Los que recibieron dos Cruces Rojas durante su estancia en el Territorio.
  • Los que hubieran escrito libros, poemas, etc. sobre nuestro Sahara.
  • Saharauis que descollaron en alguna actividad.

Además de españoles, figuraran también saharauis, marroquíes, franceses, ingleses, portugueses y algunos otros, sea de cualquier nacionalidad, que hayan tenido una relación relevante con nuestro antiguo Sahara.

No cabe duda que son todos los que están, pero no están todos los que son. Yo me he dedicado a buscar datos en los libros de nuestra biblioteca, artículos, cierta información de personajes de aquella época, revistas, etc., pero no puedo asegurar que ciertas personas que merecieron figurar en estas páginas no estén aquí representados.

También es preciso aclarar que las biografías o datos de los personajes son muy diversos, hay biografías extensas y pequeñas reseñas, como la de los legionarios caídos en Edchera que figuran de forma general con el nombre, graduación y la coletilla muertos por la Patria en el combate de Edchera

Este libro se editó en la Navidades de 2015.

 

El Sahara Español en imágenes

La gran cantidad de fotografías que tiene la Hermandad nos permitía editar un libro sólo de fotos, en la seguridad de que iba a tener buena acogida entre los componentes de la Hermandad.

Se pensó que el libro debería  tener poca literatura, pues eran las fotos las que ocuparían el lugar predominante. Solamente pusimos una pequeña explicación, de un folio o algo mas, al principio de cada capítulo y una Introducción para relatar lo que pretendíamos hacer a lo largo de la obra, además de 954 pies de fotos.

Aunque existía la posibilidad de hacer todo el libro en color, nuestras limitaciones económicas así como el mostrar fotografías interesantes de la época del blanco y negro, nos aconsejó combinar ambos tipos de fotografía y, para abaratar costes, muchas fotos en color las presentamos en blanco y negro. Finalmente el libro quedó con los dos primeros capítulos y la mitad del octavo, en color; el resto en blanco y negro.

Cada fotografía debería llevar un pie de foto. Me impuse la tarea de que cada foto tuviera un pequeño “mensaje”, algo relacionado con su historia, costumbres, curiosidades, personajes y sus vidas, etc., espero haberlo conseguido, y puedo asegurar que el que se lea todos los pies de fotos, aunque nunca haya pisado el Sahara, sacará una idea clara de como era aquella tierra y sus habitantes y que hacíamos los que allí estábamos destinados.

Este libro se editó en las Navidades de 2017. 

 

En resumen, cuatro libros que intentan poner al día al Sahara Español, aportando muchos datos hasta ahora desconocidos e incidiendo en todos los aspectos relativos a su vida pasada a la vera de España, resaltando siempre la buena química que tuvimos con los saharauis, magníficos soldados, pero que, al final, muchos de ellos corrompidos por la propaganda del POLISARIO, se pusieron contra España, haciendo imposible la convivencia.

Joomla templates by a4joomla