La jabar del nómada nº 1. 1998

Antonio Ramos-Yzquierdo Zamorano
Nómada


Aunque podemos decir que nuestra Hermandad está todavía dando sus primeros pasos, al compararla con otras asociaciones militares de las mismas características, lo cierto es que ya tiene algunos años de antigüedad, por lo menos en su idea original, y como en el Ejército la antigüedad es un grado, no debemos renunciar a la que tenemos aunque sea pequeña.

Como es lógico nuestro nacimiento oficial, en julio de 1997, está perfectamente documentado y los datos son de todos conocidos, pero lo que podríamos llamar la "prehistoria" está sujeta a los recuerdos de cad uno de los participantes en los movimientos iniciales y a su transmisión oral o escrita.

Vaya por delante que nombres y fechas pueden ser completados por los distintos actores de lo que a continuación voy a relatarles.

Al llegar destinado a Madrid como General de Brigada, el año 1991, en esa gran reunión de cuadros de mando que es el Cuartel General que a los que no estamos acostumbrados se nos hace un poco cuesta arriba aclimatarnos a una situación en la que, al contrario de lo que sucede en cualquier destino militar en provincias, no conoces a todo el mundo. Por eso, y con el añadido del paso del tiempo, fue una gran alegría encontrar a viejos amigos como los Generales Valencia y Rubio Latorre y el Teniente Coronel Rogelio. Acordamos reunirnos para tomar un "té" de la Rioja, a ser posible, y llamar a algún otro nómada que anduviera por este "campamento" de Cibeles.

Nos reunimos en Retamares los citados más Antonio Martín, Álvaro, "el tebib", Meléndez, etc. en total siete u ocho. La reunión fue alegre con los recuerdos, los pinchitos y el vino; ya en los compases finales se decidió celebrar otra reunión haciendo una convocatoria más amplia. Se encargó el General Veterinario Rubio Latorre y el entonces Coronel del mismo Cuerpo Hernando.

Esta reunión se retrasó por diversas causas, pero al cabo de año y pico, cuando se llevó a cabo, sorprendió a la empresa, pues asistieron más de cincuenta personas al Centro de Veterinaria de Campamento. Aquí nació la idea de organizar la forma de asociar a todos los nómadas de la antigua Agrupación para poder conocernos, reunirnos y cambiar impresiones y conocimientos sobre el añorado Sáhara. Fueron sus principales promotores, que recuerdo, los Coroneles Lobo y Gual, por lo que se pensó, y se hizo, organizar una comisión gestora para estudiar la forma más conveniente.

Una vez sondeadas las posibilidades de aceptación, se convocó la primera "Yemáa" en Retamares, donde se dieron a conocer las posibles vías a seguir, y se decidió formar la Hermandad acogiéndonos a la Ley en vigor y el resto es ya de todos conocido, pues vino a concretarse en el nacimiento de la Hermandad con sus estatutos y sus miembros repartidos en toda España, donde intentamos cultivar las virtudes militares acrecentadas en el crisol de las arenas del desierto.

Ha sido una gran alegría para mí y lo continúa siendo el haber, como presidente de la Comisión Gestora y a continuación de la Hermandad, contribuido al nacimiento y formación de ésta a partir del pequeño grano de mostaza que un día se sembro en el cuartel de Retamares.

Joomla templates by a4joomla