Imprimir

Estimados nómadas,

Recogiendo la idea que me traslada nuestro vicepresidente nómada Valencia y el Vº Bº de nuestro presidente nómada Ramos-Yzquierdo, me atreveré a intentar difundir una serie de consejos para tratar de ayudar a afrontar la situación actual.

No digo nada nuevo si digo que sobre todo que hay que cumplir las recomendaciones de prevención e higiene que nos marcan las autoridades para evitar la propagación del virus y, por tanto, crearnos los hábitos más intensos de prevención que correspondan y de higiene que requiere esta situación actual; repito: crear hábito, que es el mejor antídoto para el olvido de procedimientos (recordemos la importancia de la instrucción, entrenamientos, etc., para que con la repetición de actos, preparar nuestros músculos y mente ante situaciones complicadas que normalmente exigen decisiones inmediatas de solución.

No obstante hay que tener en cuenta las medidas relativas al ánimo, que ayudarán en positivo en la interpretación de las situaciones que se nos puedan presentar.

Si nos embargan los nervios, nos altera el sueño, nos cuesta mucho concentrarnos en tareas, etc., lo mejor será reconocer primero los pensamientos que nos generan tales estados y asumirlos como normales y valorar su posible solución, ya que la no aceptación de la realidad produce conflicto interno en nuestra mente y lejos de resolver nada, empeoramos nuestra situación psicológica.

 El bombardeo constante de noticias (bulos o no) que recibimos por varios canales de comunicación, nos exige un ejercicio de serenidad y sentido común, no dando credibilidad a nada que no esté debidamente contrastado y el origen de la misma sea de absoluta confianza por haber sido fidedigna siempre, aunque insisto en que la valoración de la fuente ha de evaluarse constantemente.

 Lo anterior, podría hacer que estemos constantemente hablando y/o pensando sobre lo mismo, cuestión ésta que tampoco nos hace ningún bien, lo recomendable es aplicar pensamientos resolutivos y tratados en su debido momento. El temple de espíritu que caracteriza sobre todo al estamento militar y en especial a nuestras Tropas Nómadas de antaño, hacen que se tenga facilidad para evaluar cualquier situación desde el equilibrio emocional que nos permitirá resolver con mayores garantías de éxito.

Como en las actividades programadas en las Unidades, es aconsejable mantener nuestra disciplina, sobre todo en momentos de soledad o confinamiento como estamos ahora, mantenerse ocupado en actividades, estructurarse las actividades con horarios, ejercicios de estiramientos y fuerza en nuestra propia casa, lectura, comunicaciones y videoconferencias con familiares, amigos y compañeros, escribir, aprovechar para ilustrarnos con algo que nos apasione, etc. (digo lo de hacer cosas que nos apasionen, porque el exceso de ocio es tremendamente contraproducente, Facebook, LinkedIn, juegos, etc., porque nos puede crear sensación de vacío.

Tampoco pretendo extenderme mucho más, sobre todo porque todo esto lo sabréis mejor que yo, pero si conseguimos recordar nuestra VOLUNTAD DE VENCER, ¡VENCEREMOS!

Dejemos los pensamientos sobre qué hace la sociedad por nosotros y pensemos en qué podemos hacer nosotros por España.

 ¡¡¡¡Animo nómadas, en peores sitios hemos estado!!!! (frase del nómada Valencia).

 ¡¡¡VIVA LAS TROPAS NÓMADAS!!!

 

¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

 

¡Selam aleikum!

Rafael Molero

Vocal de NN.TT.

www.hermandadtropasnomadas.com